viernes, 4 de junio de 2010

Clamor colectivo


El correo electrónico es un medio de comunicación que se ha hecho indispensable, imprescindible e inseparable de la vida y la productividad en la mayor parte de las empresas, pero también es un medio de comunicación que, cómo todos los avances tecnológicos, puede desperdiciarse y puede hacer que desperdiciemos el tiempo. Verbigracia: toda la basura que recibimos a diario en nuestro buzón de entrada, toda la basura que despachamos a diario con solo dar un “clic” en la dirección de correo electrónico de cada uno de nuestros contactos, y por si nuestro hobby como pepenadores y repartidores de información inútil y cosas inservibles no fuera suficiente, perdemos el tiempo actualizando nuestro perfil en el blog que ya casi todos los emails gratuitos ofrecen para que nuestros contactos y conocidos nos conozcan más, así como para que a su vez nosotros podamos saber más de ellos, que importa que todo lo que subamos, y todo lo que ellos suben, sea mentira.
Algo que ya me tiene hasta la progenitora son las famosas cadenitas; que si mandas este correo a 20 personas, tendrás mucha suerte y una buena noticia en “x” número de días, pero si no lo haces te ira de la trastada. Cuando recibo algo de esta basura virtual inmediatamente borro el mensaje sin siquiera comenzar a leerlo.
Ayer recibí de un conocido un correo electrónico que de no ser porque llamó mi atención el título en negritas, lo hubiese borrado de mi buzón virtual de un dedazo. El mensaje se titula Carta de una mujer de Torreón a Felipe Calderón; leí completa la misiva dirigida al máximo mandatario de nuestra baleada patria y me llegó, me llegaron las líneas de la autora anónima que clama por que la seguridad, la paz y la tranquilidad vuelvan a Torreón, Gómez y Lerdo. El clamor de la mujer a quien achacan la carta es el clamor colectivo de todos los que vivimos en La Laguna; y no solo de todos los laguneros, el clamor es de todos los mexicanos. Voy a permitirme subir la carta en este post, y que Dios nos agarre confesados. Dejo el texto tal y como lo recibí, con la ortografía y la puntuación de origen. Aquí va.

C. FELIPE CALDERON HINOJOSA
PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LOS
ESTADOS UNIDOS MEXICANOS
MEDIOS DE COMUNICACIÓN
RADIO Y TELEVISION
AMIGOS Y CONOCIDOS
Torreón; coah. a 30 de Mayo de 2010.
Alzo la voz y grito a los cuatro vientos; para hacer de su conocimiento que estoy pasando los peores días de mi vida. No doy crédito a lo que mis ojos ven, a lo que mis oídos escuchan, a lo que mi boca pronuncia; no doy crédito a lo que mis manos han dejado de hacer; al odio, resentimiento e impotencia que ha acumulado mi corazón.
Sobre todo a la impotencia que siento al no poder hacer nada, ante el miedo con el cual los laguneros vivimos, ver como la economía de la ciudad esta por los suelos, el como la juventud ha decidido esconderse en su casa, evitar todo tipo de diversiones fuera de ella, las calles vacías a partir de las nueve de la noche, restaurantes y bares cerrados, todo gracias a la ola de inseguridad por la cual pasamos.
Quiero invitarlo a usted y a su familia a pasar unos días en Torreón; a hospedarse en el Hotel Holiday Inn de Independencia; para que durante la madrugada escuche por mas de cuarenta minutos como policías y sicarios luchan por sus vidas; entre disparos, bazucasos y granadas. Lo invito a dar un paseo por la ciudad; para que sus ojos presencien como en los semáforos; delincuentes a mano armada bajan a las personas de sus vehículos, y como los carros vecinos huyen del lugar, sin poder ayudar a las personas agredidas por el miedo.
Invito a su esposa; la Sra. Margarita a la próxima fiesta infantil de mis hijos, para que escuche las amenas platicas en las que más de diez asustadas mamas participan en cada mesa. El tema central es la inseguridad, se habla de cómo bajaron de su carro y golpearon a la tía de fulanita en plenas doce del día en el estacionamiento de un supermercado; de la cantidad imparable de balazos y los minutos eternos que pasaron escuchando por la noche en la última balacera; de cómo corrías a recoger a tus hijos después de recibir la noticia de que hay una manta colgada por el periférico que dice “que 5 niños de diferentes colegios de la ciudad serán secuestrados”; de las llamadas de extorsión que recibes a diario del secuestro de tu vecino.
A sus hijos los invito a participar en el último simulacro en el que mis hijos participaron en el colegio; se me hace un nudo en la garganta y no puedo evitar que las lágrimas se rueden por mis mejillas al recordar como mis hijos me contaban de lo que había tratado el simulacro….
De cómo su maestro cerraba con llave la puerta del salón y tapaba con papel la ventana de la misma; de como pecho tierra tenían que llegar hasta el closet del salón y esconderse rápidamente y sin hacer ruido, de cómo debían sentarse todos amontonados y tapar con sus manos sus ojos; mamá dijo mi hija de 6 años “estaba prohibido empujarse, también hacer ruido y destaparse los ojos, dos de mis compañeras se pusieron muy nerviosas y lloraban mucho, mi maestro las tuvo que abrazar y meterlas debajo del escritorio”.
Lo invito a mi casa; para que vea como mi hijo de 7 años corre todas las madrugadas a dormir a mi cama desde hace tres semanas; como llora recordando la plática de sus amigos hablando de pura delincuencia y balaceras, de cómo me dice “mamá, lo que se oye son balazos?”…..se me hace injusto, que mi hijo no tenga un sueño placentero; que viva con miedo y no hable de juegos….Lo invito a caminar junto a mi esposo, del estacionamiento al trabajo y tener que correr en plenas 9:00 de la mañana por que policías y ladrones se dan de balazos a menos de 50 metros de donde esta el.
Lo invito a mi ciudad; para que vea como tres ciudades hermanas se separan por la ola de violencia, miles de personas con temor de ser asaltados, secuestrados, baleados, o incluso por temor a morir ya no van de una ciudad a otra.
Sr. Presidente; mientras usted y su gabinete andaban de jira por países europeos, intercambiando banderas; durante su visita a Estados Unidos; y sus reuniones y cenas de gala con el Presidente Barack Obama.
Torreón estaba de luto; los corazones de los laguneros estaban tristes…nueve madres recibían la noticia de la muerte de sus hijos; y mas de diez iban directo a la sala de urgencias de los diferentes hospitales de la ciudad…En la madrugada de ese día; durante la inauguración de un bar, tres camionetas llegaron a balear el lugar, sin importar que la mayoría de la gente que estaba en el lugar eran jóvenes inocentes y estudiantes modelos con una vida por delante y que en ese momento terminaba de tajo.
No es la primera vez que pasa; pues meses atrás pasamos por lo mismo; al recibir la noticia de lo sucedido en el Bar Ferri, donde otros tantos jóvenes y trabajadores del lugar, incluso transeúntes… perdieron la vida.
Alzo la voz y grito a los cuatro vientos, para que esto termine!!!
Alzo la voz y grito a los cuatro vientos; para pedir la paz!!!
Alzo la voz y grito a los cuatro vientos; para pedir a todos los Laguneros de las tres ciudades hermanas que no nos callemos y unamos nuestras voces hasta que usted nos escuche…Sr. Presidente Felipe Calderón, en esta ocasión he hablado por mi, por mi sentir, por mi sufrimiento, pero estoy segura que miles de laguneros sienten y viven lo que yo. Por favor, escuche mi voz, escuche mi petición…..
Creo fielmente en lo que usted dijo durante la ceremonia de máximos honores militares a los 12 caudillos insurgentes y aplaudo sus palabras, por tales motivos las anexo a mi escrito:
"México es un país soberano, libre y capaz de elegir su propio destino, así como una nación democrática en la que existen toda clase de opiniones".
“Existe libertad de opinar, de criticar, de sentir, libertad de organizarse para luchar por las ideas, libertad de elegir a los gobernantes y representantes”.
"Se cuenta, con un sistema político de peso y contrapeso que equilibra el ejercicio del poder y que es el antídoto más eficaz de las decisiones arbitrarias".
"Son muchos y vivos los motivos por los que “nos sentimos orgullosos de ser mexicanos, orgullosos de nuestros héroes, de nuestras raíces y de nuestra historia”.
“Nos ha tocado vivir en esta Patria independiente y tenemos el privilegio de vivir por ella, de luchar por ella, de engrandecerla, de protegerla, de construirla día con día, cada quien en su trabajo, en su escuela y en su servicio”.

No permita que crea que sus palabras son parte solo de un discurso, y que mi carta sea una petición mas sin cumplir.
Sin más por el momento, le agradezco el tiempo que se tome en leerla, y espero tener suerte de poder hablar con usted.
Dios lo bendiga a usted y su familia.

3 comentarios:

  1. Nos tomó demasiado tiempo darnos cuenta de lo mal que está el país, nuestra absurda realidad llena de sangre y violencia es el resultado de la apatía en la que nos gusta vivir.

    Achacamos los males a un chivo expiatorio, en este caso Felipe Calderón, y nuestra parte...dónde la dejamos?

    Sabemos que el narcotráfico no terminará en este sexenio...

    ResponderEliminar
  2. Teresa, es cierto, nunca quisímos darnos cuenta de la realidad que siempre estuvo allí, debajo de la alfombra, y ahora que Calderón la levantó para mandarla lavar fue que salieron todas las alimañas que se cobijaban con ella.
    El narcotráfico no terminará en este sexenio, y dudo que termine el próximo; es más: dudo que algún día termine. Muchos nos conformaríamos con que terminara la carnicería que padecemos en todo México, sobre todo en el norte.
    Un beso y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Es hora de que la gente se de cuenta y reconozca que estamos viviendo en los ultimos dias de este sistema de cosas o establecimiento comos se le conoce tambien. Las cosas no van a mejorar. Al contrario. Y no quiero ser pesimista. Pero el hombre imperfecto no puede,por mas buenas intenciones que tenga, arreglar lo que esta danado, no puede, no puede. Solo el Ser Supremo traera la solucion a nuestros problemas en la Tierra, y son muchos, muchos. no solo la violencia y corrupcion que nos acaece.
    Ese rico sabor a provincia que tenia Torreon, se acabo. La gente era tan amigable, tan franca. Y hoy tenemos que ser desconfiados, estar alertas, ir a las compras de prisa, etc. Tomar muchas precauciones. Parece que ocurre una guerra civil y hay que huir de la zona de fuego cruzado, y no sabemos muchas veces donde es.
    Ya no vivo en Torreon, pero cuando visite, en la casa donde me aloje, llamaron para extorsionar. No les salio el plan, pues fuimos cautelosos y nos dejamos amendrantar. Es lo que esta de moda. Y no lo solo son los Zetas y los narcos, mucha gente se aprovecha del momento para cometer sus fechorias. Debemos unirnos y no ser como ellos, no, no lo permitamos.
    Unamonos, tratar de hacer lo que se pueda humanamente.
    Tristemente el mundo esta bajo el poder del maligno, del inicuo. Y van a suceder cosas peores, que ni nos podemos imaginar. Creemos que ya vimos todo, y pasa cosas aun peores.Solo acueredense de mis palabras mas adelante. Y no soy profetisa ni adivina. La historia lo comprueba o no?
    Por lo pronto las familias deben comunicarse mucho, tratarse bien, quererse y manifestarlo, expresandolo y demostrandolo. Ayuda mucho, pues el estres cobra su cuota.
    Oren mucho, Dios si escucha y sabe lo que sufrimos. Solo pongalo a prueba, el nos dara el aguante. Es el momento de buscarlo y tener una relacion estrecha cn El y saber cual es Su proposito y cual es nuestro proposito aqui en la tierrra. hay muchas pregunatas que nos hacemos y si tienen respuesta. Solo busquen y hallaran.

    ResponderEliminar